jueves, 13 de diciembre de 2012

ES EL TURNO DE LAS MAYORCITAS

A pesar de haberme criado en una casa donde NO se escuchaba JULIO IGLESIAS, ni ser de la época en donde sus canciones sonaban por todos lados, me dio la sensación que si él visitaba Rosario, yo tenia que ir a cubrir su recital. Y por mas que me dé muchísima vergüenza, les paso a contar el "por qué".

Allá, por el año 1997, cuando mi hermanita menor todavía usaba pañales y tomaba la teta, yo disfrutaba de mis 8 años escuchando todo el santo día a Enrique Iglesias (hijo de Julio). Estaba totalmente enamorada. Tanto que cuando se publicaron las fechas de su gira por la Argentina, mis papas inmediatamente sacaron las entradas para ir a verlo. Era un sábado de octubre. Recuerdo haberme congelado en la tribuna del estadio de River Plate, haberme comido una hamburguesa y haber tenido que acompañar a mi hermana mayor al baño justo en la mejor canción, porque era muy chiquita para quedarme en la tribuna sola, ya que en ese momento no contábamos con celular en caso de perderme entre la multitud (Conste que todavía no logro perdonarla...). Ese fue mi primer recital, una gran experiencia. Y aunque hoy en día no este muy orgullosa del artista en cuestión, (mucho menos cuando recuerdo que sus fans lo llamaban "quique" o que su lunar cambiaba de lugar según la foto), de haber vivido esto, no me arrepiento.

Pero volviendo al tema principal del post, ese fue el motivo por el cual ayer a la noche estuve presente en el Salón Metropolitano de la ciudad de Rosario, donde Julio Iglesias brindó un gran show para todas sus fans. 

1 comentario:

Coolsario dijo...

Que linda renovación de blog, layout, nombre, todo!!!! Beso grande, Cone linda!!!